Optimismo Literario

El optimismo literario está en vogue – en España, Francia y … así, nuestros amigos franceses de Optimistas sin Fronteras organizan ya la 2ª Edición del Prix du Livre Optimiste de la Ligue des Optimistes de France el 28 de agosto cerca de Burdéos.

La primera ganadora de este premio fue en 2012 Françoise Héritier con “Le Sel de la vie”.

Ahí van los libros que seleccionamos para ti para este verano en la Revista de los Optimistas Comprometidos: ANOCHE TUVE UN SUEÑO

1. Justo Villafañe
La buena empresa. Propuesta para una teoría de la reputación corporativa La buena empresa es la empresa reputada. La crisis ha deteriorado la confianza en las empresas por lo que la buena empresa ha de recuperarla mediante un compromiso fehaciente con sus accionistas. Este compromiso constituye la evolución de una nueva racionalidad empresarial, basada en la ética y la sostenibilidad, según su autor. La buena empresa (Pearson) analiza las claves para recuperar la confianza perdida en las empresas y expone los ámbitos de gestión que deberán ser prioritarios para esa nueva integración de las empresas en la sociedad, y así poder ejercer su condición de motores de un nuevo desarrollo.

2. Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña ¡Sí, puedes!
Tal y como armaba el filósofo estadounidense Nicholas Murray Butler, solo hay tres grupos de personas: los que hacen que las cosas pasen, los que miran las cosas que pasan y los que preguntan qué pasó. Ahora más que nunca, se necesitan personas del primer grupo, gente con ganas de comerse el mundo. Personas que decidan superar las adversidades del actual momento económico y social y que intenten con ahínco conseguir todos aquellos objetivos que se propongan. Para lograrlo, solo se requieren dos cosas: ambición y fuerza de voluntad. Y, en ¡Sí, puedes! (Alienta), Sánchez-Ocaña nos ofrece 40 divertidas píldoras para potenciarlas. Porque el éxito o el fracaso no dependen de los recursos de los que dispongamos, sino de nuestra ambición, nuestro tesón y nuestra mentalidad ganadora.

3. AA.VV. Life. Los grandes fotógrafos
A partir de 1936, los fotógrafos de la revista LIFE viajaron por todo el mundo para plasmar en imágenes todos los aspectos de la condición humana. Este libro es un testimonio de su talento, creatividad y valor. Una antología –editada por Lunwerg en el 75 aniversario de la revista– de las mejores fotografías publicadas a lo largo de ocho décadas en la mítica LIFE que se han convertido en iconos del siglo pasado e incluso en hitos de nuestra historia reciente.

4. Javier López Menacho. Yo, precario
En una serie de crónicas cargadas de humor y acidez, de ternura y desesperación, Javier López Menacho cuenta en Yo, precario (Los libros del Lince) cómo es su vida laboral –por así decir–, y de paso nos permite imaginar cómo es la de esos casi dos millones de jóvenes y no tan jóvenes menores de treinta años que en España viven el calvario existencial que supone ir saltando de empleo precario en empleo precario, sin futuro ni presente. Como dice Manuel Rivas en el prólogo: ‘Este es un libro en el que la desesperanza se eleva con la risa, el fracaso camina con un cómico irreductible, y el protagonista, el trabajador despojado y humillado hasta el borde de la inexistencia, afronta la injusticia con la épica más sutil. El precario es un héroe de la ironía.

5. John Gray y Barbara Annis. No hay Venus sin Marte… Ni Marte sin Venus
Tras identificar y desmontar una serie de tópicos y opiniones equivocadas sobre los sexos, el autor de Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus y Barbara Annis perfilan un método revolucionario en el que las divergencias entre los géneros fomentan las sinergias y permiten progresar con mayor éxito. En No hay Venus sin Marte… Ni Marte sin Venus (Zenith) descubrirás las influencias biológicas y sociales que empujan a hombres y mujeres a pensar y actuar como lo hacen y aprenderás a comunicarte, resolver problemas, tomar decisiones, solucionar conflictos, dirigir a los demás y hacer frente al estrés.

6. Silvia Abascal. Todo un viaje
Todos los viajes tienen un punto de partida y una meta. Para Silvia Abascal, ese viaje comenzó la tarde del 2 de abril de 2011 cuando sintió un fuerte latigazo desde los oídos hasta el centro de la cabeza. Aún no lo sabía, pero estaba sufriendo un derrame cerebral. Todo un viaje (En primera persona) es un relato cargado de fuerza de cómo, desde aquel día y junto con los suyos, ha logrado abrazar los cambios con coraje, determinación, confianza y un inmenso optimismo.